Breve historia del arte callejero

Breve historia del arte callejero

Definir el punto de inicio de la historia del arte callejero puede ser un tanto controversial. Hay quienes dicen que las primeras expresiones del arte urbano se presentan en la prehistoria a través de las pinturas rupestres de las cuevas (como el grafiti de la ciudad de Pompeya que data del año 79 AC), así como otros afirman que inició a principios del siglo XIX con Joseph Kyselak, quien escribió su nombre a lo largo del imperio austro-húngaro.

El detalle es que, las artes urbanas al igual que otras expresiones artísticas, han surgido de forma simultánea a lo largo y ancho de diferentes ciudades, países y continentes. E incluso en muchos casos se carece de data que pueda verificarlo. Por eso, discutir su origen es bastante complejo.

Sin embargo, la historia del arte callejero moderno, tal y como lo conoces hoy, empieza a dar sus primeras señales entre el año 1920 y 1930 con los grafitis en los vagones de tren y en las paredes a manos de las bandas de Nueva York, la que terminaría por consolidarse en los 60, encontrando un primer auge ya en los 90.

A partir de estas épocas se empiezan a ver las técnicas más comunes de las artes urbanas, como el uso de plantillas, el estarcido y las pinturas en aerosol.

Arte urbano político y social

Pero, el arte urbano también se ha visto muy influenciado por la política y las manifestaciones sociales ante la injusticia y desigualdad. En el arte urbano político se empleaban los esténciles (plantillas) para hacer propagandas políticas. Un ejemplo lo puedes encontrar en la década de los 60 en París, cuando a lo largo de sus muros se dejaban ver mensajes políticos.

También está la otra cara de la moneda, donde los grafiteros han empleado el arte para manifestar inconformidad. A principios de los 80, Blek le Rat utilizaba esténciles como forma de protesta a la naturaleza controladora que tenía Francia sobre los ciudadanos.

Por otro lado, los movimientos grafiteros persiguen un estilo muy representativo, siempre buscan una identidad individual y a su vez colectiva. Uno de los mejores ejemplos de arte urbano, y de identidad, es Demetrius, un joven de Washington D.C. que grafiteó su sobrenombre (Taki) con el número de calle donde vivía (183) en cuantas paredes, autobuses y monumentos pudiera. En la actualidad, los lienzos de “Taki 183” se subastan por miles de dólares.

Dónde encontrar los mejores ejemplos de arte urbano

Aunque el arte urbano se ha globalizado bastante, siempre hay unas ciudades que destacan más que otras por su historia antigua y moderna. Algunas de las ciudades que destacan por su arte callejero y que te gustaría visitar son:

  • Berlín, Alemania.
  • São Paulo, Brasil.
  • Melbourne, Australia.
  • Ciudad del Cabo, Sudáfrica.
  • Lisboa, Portugal.
  • Los Ángeles, Estados Unidos.

El arte urbano en Chile

Sin embargo, aquellas ciudades no son las únicas que querrás visitar, el arte urbano en Chile también atrae a miles de turistas y a quienes hacen vida en el territorio. La expresión urbana resalta parte de la historia del país y de las regiones en que se encuentran.

A lo largo de Santiago te encontrarás con barrios cargados de arte callejero, como el barrio Yungay, el barrio Brasil, la Calle Bandera y otros lugares más que probablemente quieras conocer. También tienes la oportunidad de visitar los murales y las expresiones de arte urbano de Valparaíso, las cuales son bastante reconocidas.

Al final, el arte urbano te permite conocer un poco la historia de las personas y de los lugares que representan.

administrator

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *