5 recetas de comida urbana extranjera en Chile

5 recetas de comida urbana extranjera en Chile

Las calles de Chile están llenas de tesoros gastronómicos de otros países. Prueba de ello son estas tres recetas de comida urbana que puedes disfrutar en casa. ¡Toma nota!

Pabellón criollo venezolano

Este platillo típico de la comida venezolana callejera goza de gran aceptación. La receta tiene orígenes en la época colonial y se cuenta que en el siglo XVIII su preparación resultaba de la mezcla de sobrantes de comidas anteriores.

Se suele asociar sus cuatro ingredientes principales con las razas que conformaban la sociedad venezolana de aquel tiempo. Así, arroz, porotos negros y carne representaban a blancos, negros e indios, respectivamente.

Ingredientes

  • Una taza de arroz y media.
  • Medio kilo de carne de res.
  • Medio kilo de porotos.
  • Dos cebollas medianas.
  • Seis ajíes dulces, verdes y rojos.
  • Una cucharada de azúcar.
  • Dos plátanos maduros.
  • Mantequilla o aceite.
  • Cebollas, ajo, pimienta negra, orégano molido, cebollín.
  • Sal al gusto.

Preparación

  • Deja los porotos en agua durante cuatro horas. Lávalos y ponlos a cocinar hasta que estén lo suficientemente blandos.
  • Pica la carne en trozos y ponla a cocer hasta que esté blanda. Después retira el caldo, colócalo en otro recipiente y deja reposar la carne para luego desmenuzarla.
  • Pica finamente todos los aliños y ponlos a freír con los condimentos (ajo triturado, pimienta y orégano) en una sartén mediana.
  • Aparta unas dos o tres cucharadas de los aliños y vértelos en los porotos. Enseguida, agrega sal y azúcar a gusto.
  • Agrega la carne al sartén donde cocinaste los aliños, déjala freír un poco y revuelve hasta mezclar los ingredientes. Añade a esta mezcla una taza del caldo que reservaste y permite que se cocine hasta que se consuma todo el caldo.
  • Coloca los plátanos rebanados en otra sartén y fríelos para acompañar esta delicia de la comida venezolana callejera.
  • Si quieres darle un toquecito a la chilena, puedes incorporarle tomate y cebolla en trocitos.

Receta de Pad Thai

En Tailandia, esta receta a base de fideos fritos es uno de los platos de la comida urbana que más gusta a los viajeros antes de acostumbrar el paladar a los condimentos tradicionales.

En casa, también es una de las mejores opciones cuando no sabes qué preparar, pero tienes claro que debe ser algo sencillo y delicioso. Para esas ocasiones aquí te dejamos una receta de pad thai casero a prueba de falla.

Ingredientes

  • Un paquete de pasta de fideos o noodles.
  • 400 gramos de tofu firme.
  • 400 gramos de camarones o pollo (uno u otro, normalmente no van juntos).
  • 400 gramos de cebollín.
  • Cuatro huevos.
  • Una cucharada de salsa de tamarindo.
  • Una cucharada de salsa de soya, puedes agregar una de salsa de pescado (¡si te atreves!).
  • 400 gramos de brotes de soja.
  • Una cucharada de maní.
  • Una cucharada de azúcar.
  • Un trozo de limón por persona.

Preparación

  • Pon a remojar los fideos en agua hasta que se ablanden.
  • Lava, desinfecta y procede a cortar los camarones o el pollo, además del tofu, los cebollinos y ajos.
  • Usa un sartén grande o un wok para freír los ingredientes.
  • Tan pronto adquieran color y aroma, agrega a los ingredientes sofritos los fideos.
  • Agrega a la preparación una cucharada de salsa de tamarindo, salsa de soya, salsa de pescado y azúcar. Mezcla hasta que los fideos tomen color.
  • Agrega los huevos, permite que cuajen y posteriormente mezcla con todos los ingredientes.
  • Remueve y sirve decorando este platillo de la gastronomía callejera tailandesa con maní y un trozo de limón.

Cómo hacer picarones crocantes

Dentro la gastronomía callejera que se encuentra en Chile, los picarones crocantes son una de las delicias extranjeras más queridas. Originarios de Perú, estos postres datan de la época virreinal y se cree que posteriormente fueron adaptados a la versión que atribuimos hoy día al sur de Chile.

Si quieres sorprender con este dulce típico o simplemente darte un capricho, toma nota. Aquí te decimos cómo hacer picarones crocantes:

Ingredientes

  • Medio kilo de zapallo (originalmente se usan calabazas).
  • Medio kilo de camote.
  • Una rama de canela.
  • Una cucharada de anís.
  • Un kilo de harina.
  • 25 gramos de levadura fresca o una cucharada de levadura seca.
  • Aceite.

Para la miel

  • Una cucharada de anís.
  • Un trozo de canela.
  • Clavo de olor.
  • Una taza de agua.
  • 500 gramos de azúcar.
  • 150 gramos de chancaca.

Preparación

De la masa

  • Pela el zapallo y el camote. En seguida, córtalos en trozos de tamaño mediano.
  • Agrega agua hasta la mitad de una cacerola y déjalos hervir.
  • Pasados cinco minutos al fuego, agrega canela y anís.
  • Deja cocinar hasta que el camote y el zapallo estén perfectamente cocidos.
  • Una vez cocidos, retira la rama de canela y cuela el zapallo y el camote.
  • Machaca ambos ingredientes hasta que cobren la consistencia de un puré.
  • Permite que la mezcla se enfríe y añade la levadura, después toda la harina y luego una pizca de sal.
  • Amasa la mezcla con ambas manos.
  • Deja reposar para que la levadura haga su efecto.
  • Para que la masa leve, deberás cubrir el recipiente donde la coloques con un paño o papel.
  • Como este tipo de masa es difícil de moldear, conviene tener al alcance un recipiente con agua y una cucharada de sal; después, puedes sumergir una mano con la porción de masa a trabajar y darle forma más fácilmente.

De la miel

  • Pon azúcar en una cacerola y llévala al fuego. Revuelve hasta que el azúcar tome una coloración de caramelo.
  • Agrega con cuidado una taza de agua caliente al caramelo.
  • Mantén en el fuego y mezcla hasta que el caramelo hierva.
  • Apaga y añade anís, canela, clavo y chancaca.
  • Mezcla todo a la perfección, cuela y reserva.

Arepas

Si bien, las arepas son un platillo tan tradicional en Colombia como en Venezuela y las variaciones en la receta suponen una invitación a vivir experiencias gastronómicas distintas, aquí te compartimos una versión que encontrarás en las calles de Chile y que puedes llevar a tu hogar.

Pero antes que nada, te contamos un poco sobre su origen y composición. Las arepas son un platillo elaborado a base de maíz al que se da una forma circular más o menos plana, similar a la de una hamburguesa.

Su principal característica es la versatilidad, pues lo mismo pueden ir rellenas de algún guiso que solas y servirse como platillo principal o como refrigerio.

De su historia, llama la atención su antigüedad, pues está asociado a la América Precolombina, anterior a la llegada de Cristóbal Colón.

Se cree que la palabra arepa proviene del vocablo “erepa”, cuyo significado es maíz en lengua indígena o de “arepo”, el utensilio de cocina con que se preparaba antiguamente este platillo.

Ingredientes

  • 500 gramos de maíz blanco pisado.
  • Aceite de oliva.
  • Sal.
  • Queso.

Preparación

  • Lava los granos de maíz, colócalos en un recipiente hondo y déjalos reposar durante toda la noche.
  • Transcurridas diez horas, retira el agua y pasa los granos a una olla grande; llénala nuevamente con agua y pon el maíz a hervir durante dos horas. Si notas que el agua se evapora en este lapso, agrega un poco más, procurando que esté caliente hasta que se cumpla el tiempo de cocción.
  • Una vez que los granos se hayan ablandado, es necesario colarlos hasta retirar por completo los sobrantes de agua. Es muy importante que el maíz quede bien seco, por lo que conviene revolver una o dos veces el grano mientras se cuela y dejarlo reposar unos minutos más hasta que no quede rastro de agua.
  • Tritura el maíz con una procesadora hasta que adquiera la consistencia de una pasta o puré.
  • En seguida, utiliza un pisa papas para lograr que la harina esté lo más fina posible.
  • Agrega sal suficiente y una buena cantidad de aceite de oliva. También puedes añadir el queso rallado de tu preferencia en este paso.
  • Llena un recipiente con agua. Este lo utilizarás para enjuagarte las manos a medida que vayas preparando las arepas.
  • Da forma a las arepas y si prefieres, agrega un trocito de queso en el interior. Una vez que estén listas, tienes la posibilidad de ponerlas de inmediato en la sartén o guardarlas en el congelador para prepararlas más tarde.
  • Puedes cocinarlas sobre la plancha o en una sartén. Hazlo hasta que estén doradas por ambos lados.
  • También puedes abrirlas con un cuchillo y rellenarlas a tu gusto antes de cocinarlas.

Tostones fritos, una delicia típica de Haití

La palabra “tostón” se utilizaba en la época colonial latinoamericana para referir a una moneda de origen español que posteriormente circuló en el México poscolonial.

Es posible que los plátanos fritos, que en muchos países de Latinoamérica conocemos como tostones, fueran popularmente llamados así por la similitud entre la manera en que se sirven -cortados en rodajas pequeñas- y la forma de las monedas.

Y al igual que otras comidas en esta lista, nos encantan por ser apropiados para todo tipo de ocasiones. Si quieres aprender a prepararlos, aquí te damos la receta:

Ingredientes

  • Una taza de aceite para freír.
  • Dos plátanos verdes.
  • Sal a gusto.

Para la salsa:

  • Una cucharada de aceite de oliva.
  • Media cucharada de sal.
  • Pimienta al gusto.
  • Un diente de ajo.
  • Dos o tres ramitos de perejil.
  • Un tomate maduro finamente picado.

Preparación

  • Pela y corta los plátanos en rodajas del espesor que desees.
  • Fríe las rodajas en una cacerola con aceite a fuego medio durante al menos cinco minutos hasta que los plátanos tengan una apariencia dorada.
  • Para freírlos por ambos lados, saca los plátanos del aceite usando una tostonera. Luego, vuelve a freírlos hasta que estén completamente dorados.
  • Sirve como acompañamiento o bocadillo.

¿Te atreves a cocinar con amigos alguno de estos platos callejeros?

administrator

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *